Tu abogado experto en propiedad intelectual en tu ciudad

Provincia donde ser atendida/o
Selecciona la provincia donde ser atendido
Especialidad del abogado
Propiedad Intelectual
Cuéntanos tu caso y te contactaremos en menos de 1 hora.

ABOGADOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL

La propiedad intelectual viene a hacer referencia a un derecho de propiedad sobre un ente inteligible como lo es una obra literaria, artística, científica...

La ley de propiedad intelectual viene a regular dicho derecho mediante el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia.

El registro propiedad intelectual es la institución registral pública y oficial que tiene por objeto la inscripción o anotación de los derechos de propiedad intelectual relativos a las obras, actuaciones o producciones protegidas por la ley de propiedad intelectual.

Está regulado por el Real Decreto 281/2003, de 7 de marzo, por el que se aprueba el reglamento del registro general de la propiedad.

El registro es un mecanismo administrativo para la protección de los derechos de propiedad intelectual de los autores y demás titulares sobre sus obras, actuaciones o producciones.

Un rasgo principal de esta institución registral es su voluntariedad y el carácter no constitutivo de las inscripciones para la protección que la ley otorga a los derechos de propiedad intelectual.

La inscripción en el registro es voluntaria, por lo que la existencia de los derechos no depende de la inscripción. Los derechos de propiedad intelectual nacen con la creación de la obra y el registro no tiene carácter constitutivo de los derechos de autor sobre la obra.

Derechos de la propiedad intelectual

Los derechos de propiedad intelectual pueden reducirse en los siguientes:

  • Derechos morales: estos derechos son irrenunciables e inalienables, acompañan al autor o al artista intérprete o ejecutante durante toda su vida y a sus herederos o causahabientes al fallecimiento de aquellos.
  • Derechos de carácter patrimonial: hay que distinguir entre derechos relacionados con la explotación de la obra o prestación protegida, que a su vez se subdivide en derechos exclusivos y en derechos de remuneración.