Los mejores peritos de accidentes de tráfico en tu ciudad
Provincia donde ser atendido/a
Especialidad del abogado
Accidentes de Tráfico
Un abogado especializado de tu ciudad TE CONTACTARÁ EN MENOS DE 1 HORA.

Peritos Médicos de Accidentes de Tráfico

SuperAbogado > Accidentes de Tráfico > Perito Médico de Accidentes de Tráfico

Redacción de D. Diego Fernández Fernández, letrado 125.741 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

  1. Perito médico en relación con los accidentes de tráfico

  2. Criterios y funciones de un perito médico

  3. Nexo causal entre el accidente y el perjuicio

  4. La importancia del peritaje médico

  5. El derecho a la intimidad del lesionado

  6. La problemática práctica en torno al derecho a la intimidad del lesionado

Perito médico en relación con los accidentes de tráfico

Los peritos médicos son los responsables de valorar los daños que ah sufrido un perjudicado en relación con cualquier tipo de perjuicio existente. Entre estos procedimientos es común utilizar el peritaje médico en aquellos casos en los que haya habido un accidente de tráfico, siendo sumamente importante, contar con la labor y funciones de un perito médico, bajo el asesoramiento de un abogado experto en reclamaciones de accidentes de tráfico con peritaje médico.

Entre las funciones del perito médico se encuentra el de establecer una evaluación psico corporal, para que así, se establezca una verdadera relación causal entre el accidente y el daño o perjuicio, debiendo tener en cuenta que la función del perito no es sino la de establecer esta relación, bajo una objetiva mirada profesional.

Será de suma importancia contar con el consejo de un abogado experto en accidentes de tráfico a fin de establecer una correcta elaboración de la posible reclamación correspondiente en relación a un informe pericial, que hace que, ambos profesionales puedan establecer la indemnización que le corresponda al perjudicado.

Criterios y funciones de un perito médico

Siempre moviéndonos en el ámbito de los accidentes de tráfico, deberemos tener una verdadera valoración, que se inicia a través de la documentación e informes médicos de los que cuenta el perjudicado, que irá seguido de una propia valoración íntegra de las lesiones y secuelas del perjudicado.

La labor pericial es de un rigor objetivo y técnico sumamente exhaustivo, donde se valoran los perjuicios sufridos por el implicado, tanto si son temporales (por días impeditivos), así como perjuicios permanentes, que pueden ir desde secuelas meramente estéticas a pérdida de miembros, pasando por el empeoramiento de la calidad de vida.

A lo largo de la exploración íntegra del perjudicado, el perito médico lo que establecerá por lo tanto es una valoración, en primer lugar, de las secuelas en sentido íntegro, en segundo, el periodo de curación que determina la incapacidad de llevar a cabo la actividad normal y cotidiana, así en tercer lugar establecer la gravedad de las lesiones que padece el perjudicado y por último todo lucro cesante existente.

Solo a través de la mirada de un abogado experto en la materia seguido de un perito médico, podrá llevar a cabo una verdadera intervención y valoración que pueda catalogar las secuelas del perjudicado.

Nexo causal entre el accidente y el perjuicio

El perito médico establecerá los daños concretos existentes en la personalidad del perjudicado, sin embargo, no puede quedarse ahí la valoración del peritaje médico, sino que, entre las funciones que tiene el perito médico, es sumamente importante que exista un verdadero núcleo causal determinador de posibles indemnizaciones posteriores.

Así, lo que se consigue es establecer un criterio médico y legal donde se establezca la causa concreta existente en el perjuicio concreto de la lesión, en relación con el accidente y todo ello, bajo el paraguas de la valoración legal de un experto abogado que pueda establecer la correcta redacción y reclamación de la reclamación correspondiente.

La importancia del peritaje médico

Como hemos visto a lo largo del presente artículo un informe pericial es sumamente importante para cualquier caso en el que se quiera obtener una indemnización y resarcimiento por el perjuicio ocasionado del accidente.

Una vez se ha realizado este informe pericial y se ha dado traslado a la aseguradora correspondiente, si no conseguimos llegar a un acuerdo extrajudicial entrará en juego la realización del escrito correspondiente para abrir el procedimiento judicial.

En este procedimiento judicial solo será el juez quien a la luz de las pruebas y el informe determinado determinará la causalidad del perjuicio y la indemnización que le corresponde.

¿Qué es el derecho a la intimidad del lesionado?

El derecho a la intimidad personal está directamente conectado con el derecho al honor, dado que todo gira en torno al ámbito propio y reservado del individuo.

El derecho a la intimidad es ese derecho fundamental dirigido a reconocer al individuo el disfrute de un ámbito reservado para desarrollar una vida personal y familiar plena con carácter libre.

Por tanto, las conductas que se castigan en nuestro ordenamiento jurídico son aquellas que implican el conocimiento no consentido y las intromisiones de terceros.

Es habitual que las compañías aseguradoras, los centros de salud, los departamentos de recursos humanos, etc., conozcan información relevante de los lesionados por cuanto, o bien en calidad de trabajadores o en calidad de asegurados, las obligaciones sinalagmáticas exigen a dichos agentes a cumplir con sus funciones, lo que ineludiblemente llevará aparejado el conocimiento de datos personales de los asegurados o trabajadores.

Es importante recordar la importancia del secreto profesional, pues su vulneración es aún más gravosa y perseguida si el sujeto activo del delito de revelación de secreto personal es alguien que por sus funciones ha usado información personal en perjuicio del lesionado. Ni que decir tiene que no sólo tendrá consideración de delito la divulgación de la información (delito distinto), sino también el conocimiento y el acceso ilícitos a dichos datos.

La problemática práctica en torno al derecho a la intimidad del lesionado

En la práctica jurídica no son pocos los lesionados que se han encontrado con intromisiones a su esfera personal e individual ilícitas.

Tratándose de un ámbito sensible, donde muchas compañías aseguradoras y tribunales médicos se enfrentan a cada vez más fraudes, se ha empezado a implantar una cultura del “todo vale” con tal de averiguar si el lesionado en cuestión no se encuentra en un buen estado de salud.

Algunas conductas como revelar a la aseguradora demandada datos médicos de un paciente, los cuales son personales, constituye una violación clara del derecho a la intimidad de las personas, por cuanto, además, los datos a los que se tiene acceso son datos denominados tradicionalmente como “sensibles”, relativos al estado de salud de la persona, diagnóstico de enfermedades, tratamientos, etc.

Cuando estos datos han sido obtenidos mediante una violación de un derecho fundamental como el que nos ocupa, la normativa procesal es clara: estos medios de prueba no pueden hacerse valer ni ser admitidos. Y así reza el artículo 287 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

¿Busca especialistas en peritaje médico o abogados expertos en periciales?

Nuestro equipo está formado por abogados especialistas en accidentes de tráfico. Contamos con los mejores. No dude en contactarnos.

SELECCIONE LA PROVINCIA DONDE QUIERE SER ATENDIDO