Tu abogado experto en dilaciones indebidas en Montgat

Provincia donde ser atendida/o
Barcelona
Especialidad del abogado
Derecho Penal
Cuéntanos tu caso y te contactaremos en menos de 1 hora.

ABOGADOS DE DILACIONES INDEBIDAS EN MONTGAT

Abogados expertos en dilaciones indebidas en Montgat

El artículo 24.2 de la Constitución Española garantiza como un derecho fundamental, el derecho de toda persona que se vea envuelta en un proceso judicial a no sufrir dilaciones indebidas por parte de la Administración de Justicia, entendiéndose esto como la obligación que tienen los órganos jurisdiccionales de respetar los plazos legalmente establecidos y no extender la instrucción o el enjuiciamiento de los procesos judiciales más allá de lo mínimo imprescindible.

Si bien no existe normativa específica que fije cuando podemos encontrarnos ante unas dilaciones indebidas en un determinado proceso judicial, los altos tribunales españoles han fijado que habrá que fijarse en cada caso concreto y en el estudio de las actuaciones concretas a fin de comprobar si efectivamente se ha producido una responsabilidad de la Administración por el anormal funcionamiento de la Administración de Justicia.

En nuestro Código Penal, fue a través de la reforma introducida por la Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio cuando se maximizó el respeto a garantizar un proceso sin dilaciones indebidas, al introducir la citada reforma el artículo 21. 6º del Código Penal, que garantiza como circunstancia atenuante "la dilación extraordinaria e indebida en la tramitación del procedimiento, siempre que no sea atribuible al propio inculpado y que no guarde proporción con la complejidad de la causa".

Por tanto, en nuestro ordenamiento jurídico, la forma en la que se compensa dicha infracción de nuestros derechos fundamentales y se repara la lesión a nuestro derecho fundamental a un proceso sin dilaciones indebidas es a través de la aplicación de la citada circunstancia atenuante de la responsabilidad penal, que provocará "una compensación de la lesión sufrida en el derecho fundamental con una atenuación proporcionada a la pena como forma adecuada de reparación de dicha lesión" pudiendo conllevar dicha atenuante la aplicación de la pena en su mitad inferior o, si se considera que la lesión ha sido grave, la reducción en uno o dos grados de la pena a imponer en el proceso penal.

Por ello y como hemos señalado anteriormente, para comprobar si efectivamente hemos sufrido una intromisión ilegítima a nuestro Derecho Fundamental constitucional y legalmente consagrado, siempre será aconsejable acudir a un abogado especialista en dilaciones indebidas, que pueda estudiar con detenimiento nuestro caso y asesorarnos sobre el método más adecuado para que se nos repare el daño causado por la citada infracción por parte de los poderes públicos.